21.11.16

DIY: Mesa de luz

¿Qué es una mesa de luz y para que usarla?

Una mesa o caja de luz es una caja con iluminación sobre la que puede trabajarse. La usan artistas e ilustradores para dibujar y calcar pero es también un buen juego para los niños y un buen recurso educativo.
  • Es un gran estímulo sensorial visual. 
  • Al ser un objeto tan atractivo mejora mucho la concentración de lxs niñxs, és muy útil en el caso de niñxs con problemas de integreción sensorial o de atención.
  • Hace que cualquier material con el que se trabaja sobre la mesa sea mucho más interesante, atractivo y mágico. 
  • Produce un efecto relajante sobre lxs niñxs.
La caja se diferencia de la mesa en que puede transportarse y se tiene que poner encima de otro elemento, el suelo u otra mesa para poder utilizarla. 

Los niños pueden usarla para muchas actividades, pueden utilizarla de iluminación, para hacer teatro de sombras o para realizar actividades encima de ella. Se puede utilizar mucho de los materiales tipo Montessori, algunos no hace falta ni adaptarlos a la mesa y los puedes hacer tú mismo. Es un recurso muy útil.

¿Es mejor comprarla o hacérmela yo?

Bueno, hay muchas opciones de compra y se pueden encontrar por distintos precios, mesas que generalmente hacen particulares o cajas que se encuentran de marcas conocidas. Por ejemplo en Amazon pueden encontrarse cajas desde 35,90€ en tamaño pequeño, dinA4 y ya, algo mejor para los niños, como la de MamaLuz que es también portátil y de medidas más grandes (60x40cm) por 125,00€. Hay fabricantes también que quizas puedas encontrar por tu zona y te la pueden hacer a la medida que tú desees. En este último caso es importante que te informes bien de con qué materiales trabajan y cómo es la mesa al final ya que una mala iluminación puede ser dañina para los ojos de lxs niñxs.

También puedes hacértela y así hacerla a medida de tus necesidades o gustos y, aunque tiene su intríngulis, es sencillo. Mucha gente usa mesas prefabricadas tipo las de IKEA, tanto la Lack que es muy fácil de customizar como la Latt que va ya con dos sillas, o la mesa Flisat utilizando cajas de plástico Trofast.... bbbflsllsndnnfndsnd... se me trava la lengu con tanto nombre sueco

Otras personas prefieren las cajas que se pueden comprar o puede reutilizar alguna que tengas, por ejemplo una caja de cava.
Yo finalmente decidí hacérmela así que os pongo un pequeño tutorial:
Decidí reutilizar el cajón de un armario, es pesado para hacer una caja portátil pero no era mi intención y era un buen cajón de tamaño y de buena madera. Tiene unas medidas de 52x58x22cm.
No me quería gastar mucho dinero así que primero miré cuanto valían los dos materiales que necesitaba (a parte de la caja) que eran el metacrilato que va en la parte superior y la tira de luces led. Encontré un metacrilato del grosor y características que buscaba (blanco casi opaco de 4mm de grueso) de 50x50cm a un buen precio y si quería un tamaño mayor, para aprovechar los 6cm de diferencia tenía que ir a una tamaño de 100x50cm y de 5mm de grueso, de forma que me sobraba una plancha de 40x50cm.... y decidí adaptar la caja a las medidas estándar del metacrilato y poner una pequeña tabla para hacerla de 52x52 de forma que el metacrilato pudiera apoyarse encima y me queda un pequeño espacio donde guardar materiales
Sobre el metacrilato, en la mayoría de tutoriales aconsejan usar uno de 5mm y blanco translúcido, creo que le llaman ópalo. El que yo compré es de 4mm de grueso y es suficiente, tanto para luz como para la resistencia, y de color blanco, más bien opaco (debe ser como el ópalo). Es especial para iluminación y era una oferta especial así que puede que no sea fácil encontrar... Bien, en cualquier caso un metacrilato blanco translúcido, ópalo (el nieve no que deja pasar demasiada luz), de 5mm irá perfectamente.
En un tutorial que encontré recomendaban forrar el interior de la caja con papel de plata (de aluminio vaya) y así lo hice, forré paredes y el fondo. Esto sirve para que luego la luz se refleje en las paredes y se reparta de forma más uniforme.

 











Después me enteré que también se recomienda lo que se llaman “bandeja disipadora” que sirve para disipar el calor que producen los led y que no haya problemas de recalentamiento, los leds duren más y no haya peligro de que se queme la madera... Bien, eso no lo puse y no sé si el papel de aluminio pueda tener ese efecto... Así que de momento voy vigilando por si veo humo (de momento no lo veo...).
Bien, lo siguiente fue colocar los leds. En el tutorial que vi recomendaban ponerlos en forma de zig-zag, como sale en el primer esquema. Intenté hacerlo así pero la tira de leds costaba de doblar y me daba miedo romperla. Luego he leído también que de esta forma muchas veces se ven a través del metacrilato las tiras de leds y provoca sombras y sitios con luz más intensa. 


No es banal el tema ya que es importante que la luz se reparta de forma uniforme por toda la mesa, que no sea más intensa en un punto que en otro.
En algunos tutoriales recomiendan forrar la caja con papel de aluminio y poner los leds en las pareces laterales, poniendo 2 o 3 tiras superpuestas... he visto fotos del resultado y la verdad es que no me gusta mucho. La luz es mucho más intensa en los laterales de la caja que en el centro, aunque es cierto que las tiras no se marcan.
Yo decidí que, para facilitar el giro de la tira de luces, ponerlo como en el último esquema, en forma de espiral, y el resultado es muy bueno, aunque es importante hacer pruebas antes de pegar el metacrilato y ver cómo queda la luz ya que depende mucho de la profundidad del cajón.













Las luces que escogí para la mesa fue una tira de leds RGBW de 3m, con regulador de intensidad y 16 colores. Va con un mando a distancia para cambiar la intensidad y el color. La compré en AKÍ; pero en Amazon también se pueden encontrar luces parecidas. Es importante poner el transformador y todo lo necesario para que  funcione correctamente, en el caso de las que compré yo iban ya con el transformador adecuado para la potencia y longitud de la tira, y el mando para regular la luz y el color.
Finalmente solo quedaba pegar el metacrilato... Estuve mirando distintas opciones no quería que fuera algo que molestara al trabajar encima de la mesa y no estaba segura de si pegarlo definitivamente por si me había equivocado y algo salía mal... así que me decidí por pegarlo encima con cinta de doble cara, aunque al final lo sellé con silicona para asegurarme que si trabajábamos encima con materiales como gelatina o agua no pudieran estropearse las luces... así que va a costar bastante sacarlo si algún día se funden la luces.


Bien, este es el resultado y creo que ha quedado muy bien.

No comments:

Post a Comment