16.10.14

¿y si hacemos espaguetis?

Jugar con harina es muy divertido y, demás, manejar materiales con textura de masa de harina (plastilina, barro, pasta para moldear... ) ayuda al control de esfínteres en los niños y niñas (o sea, ayuda que aprendan o mejores a controlar cuando tienen pipi o caca...). Es cierto que luego toca limpiar pero hasta eso puede ser divertido con un juego de escoba y pala a su medida ¡como las de los mayores!

Lo único que se necesita es harina y agua (se puede substituir por huevos si queréis hacer la pasta al huevo) y un poco de aceite. Si el niño tiene alguna intolerancia al gluten, por ejemplo, se puede usar un tipo de harina sin gluten.

Importante un delantal para no mancharse mucho, un bol para mezclar los ingredientes, un rodillo de amasar y un cuchillo para cortar los tallarines (a eso tendremos que ayudarles).

Tienes la opción de usar una máquina manual para hacer pasta, nosotros la tenemos hace un par de semanas y nos ha dado ya muchos buenos ratos, mis hijos me han pedido ya usarla otra vez este fin de semana. Pienso que es también un buen regalo para un niño que puede compartir con hermanos y amigos, además de poder jugar junto a sus padres y comer lo que ha hecho con sus manos.

Tenemos esta Máquina para hacer pasta así que os hablaré de ella, aunque podéis encontrar otros modelos de otros fabricantes fácilmente a precios similares. Realmente la pasta que corta son tallarines, en dos anchos distintos.



La máquina es muy fácil de usar, simplemente se prepara la masa y luego se pasa primero por la parte de la maquina que aplana la masa dándole a la manivela, esta parte hace el trabajo del rodillo de amasar. Puede hacer distintos gruesos de pasta simplemente girando una pieza en la que están marcados unos números, siempre se empieza por el 1 que es el mayor grueso y se va subiendo hasta llegar al grueso que se quiere.

Una vez se tiene el grueso que se quiere se pone la manivela en la parte de la máquina que corta la pasta. Hay dos anchos distintos y únicamente se tiene que ir entrando la masa y recogiendo la pasta cortada.

Es una máquina segura, claro que los niños deben usarla bajo la supervisión de una adulto porque ya sabemos que si en un lugar no se deben poner los dedos es donde van a ponerlos seguramente... y fácil de limpiar.

¡Un buen regalo para todos esos niños a los que les guste la pasta!

Quizás también te interese:
Jugar en la cocina

(Este post puede contener enlaces de afiliados, para más información consulta la política del blog al respecto)
 

No comments:

Post a Comment